Hoy (contigo) me gusta

Te busqué tanto.
En las esquinas abiertas y las curvas cerradas, en la luz, en la oscuridad, en los puñales fríos que se clavan en invierno, en las hogueras de San Juan, en los días que nunca acaban de un mes de Julio, en las fiestas, el alcohol sin medida y el olor a libro nuevo que te recuerda que todo vuelve a empezar.
Te busqué tanto.
Y al final, cuando te encontré, casi me equivoqué. Me tropecé en todas las esquinas. Atravesé las curvas sin frenar. Quise apagar el sol. Encender la noche. Calentar el invierno. Apagar el fuego. Saltarme el verano y nunca volver empezar.
Y hoy, te sigo buscando. Cada día. Y hoy, te sigo descubriendo. Cada día.

Y hoy me gusta.

me gusta

Hoy me gusta desconocer lo que pasará y desear que pase contigo.
Hoy me gusta mirarte con los ojos abiertos y cerrarlos cuando me besas.
Me gusta saber que a veces hablas sin parar, y a veces te callas.
Me gusta tener ganas de verte, e incluso, a veces, me gusta no tenerlas.
Hoy me gusta saber que no tenemos que entenderlo todo.
Preguntarme qué piensas o, ¡no hacerlo!
Esconderme algunos días.
Abrazarte al verte.
Hoy me gusta el dolor que se siente.
Saber que no sueles tener mucha hambre pero que yo puedo comer(te) siempre.
Me gusta bailar.
Hacer el amor de día, de tarde o de noche, incluso a todas horas me gusta.
Hoy me gusta tropezar de vez en cuando.
Me gusta levantarme y volver a cogerte.
Y viceversa también me gusta.

Hoy
contigo
me
gusta.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Te vestí de invierno

Un invierno frío y largo

Un adiós para siempre