Décimas I - Oh poetisa

Nada sabía yo de ti
soñar era mi sin vivir
sonrisa puesta y fingir
habitándome sola a mí.
Desperté el día que te vi
en medio de mi olvido,
hasta ayer asumido,
blandiendo una sonrisa
como arma y premisa
de aquel amor perdido.

No es lo más sencillo amarte
de tu parte ceusta estar,
fácil es aparentar
mas no quiero silenciarte.
Te eriges en mi baluarte
en este mundo mundano
que no te da ni la mano
sin pedir nada a su cambio,
juego de trato y concambio
de pose y gran circo humano.

Aquí y ahora sin embargo
el universo susurra
alto y claro, gloria y un hurra,
y despierto del letargo.
Asumo grata este encargo,
desplegaré la sonrisa,
aparcaré hasta la prisa,
nunca lloraré sin alma,
soñaré despierta y en calma
mil y un letras, oh poetisa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Te vestí de invierno

Un invierno frío y largo

Un adiós para siempre