Enzarzada


Cómo llego a ti
si me pierdo a lo lejos
y me enzarzo
cuando te tengo delante.

Cómo acariciar el
humo pétreo
que te envuleve
sin salir ilesa, ni con el corazón lleno de sarpullidos
más que herido.

Cómo no quedarse
helada,
fría,
húmeda,
rancia,
salada
y olvidada
por el tiempo, o el espacio que más da
si yo no te encuentro.

Cómo ver, si me escondes,
en el silencio
que no habla
más que lo que calla,
ni menos muestra
que lo que no enseña.

Cómo no perderme
Cómo encontrarte.
Cómo...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un invierno frío y largo

Un adiós para siempre

Te vestí de invierno