Puntos suspensivos

Voy a abrir las palabras,
sacarlas de mis costillas
y tenderlas al sol.
A ver si crecen,
se hacen grandes
e independientes.

Olvidaré sus susurros inesperados,
tropezando entre comas y puntos,
perdiéndose con mis grandes amigos
...los puntos suspensivos.

Porque la vida,
la mayoría de los días,
desde que te levantas
bien de derechas, bien de izquierdas,
es eso...
una suspensión de puntos,
inciertos algunos,
con sorpresas,
otros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un invierno frío y largo

Un adiós para siempre

Te vestí de invierno