Mientras hacia otras cosas

Dejaba pasar las horas. Se sentaba en el borde del abismo, ese que era sólo suyo, y las veía pasar. No las contaba, ni las guardaba. No dibujaba sueños sobre ellas, ni añoraba antiguas historias pasadas. Simplemente las dejaba pasar, mientras hacia otras cosas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un invierno frío y largo

Un adiós para siempre

Te vestí de invierno