"No me defraudes"

Una vez, siendo niña, alguien me dijo, "no me defraudes". No se si le defraudé, pero yo defraudé mis sueños.

Muchas veces nos perdemos por el camino por el simple hecho de que no es el nuestro, e intentando "no defraudar" engañamos a nuestra ilusiones y aparcamos nuestro sueños...y ellos nos echan de menos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Te vestí de invierno

Un invierno frío y largo

Un adiós para siempre